Charlotte Caniggia llegó a los dos millones de seguidores y "explosionó" el Instagram

Hija del "Pájaro" Caniggia, Charlotte calentó las redes sociales con fotos de infarto para sus seguidores
Charlotte Caniggia llegó a los dos millones de seguidores y "explosionó" el Instagram
Charlotte Caniggia llegó a los dos millones de seguidores y "explosionó" el Instagram

Charlotte Caniggia, hija del ex seleccionado argentino Claudio Paul Caniggia, compañero de Diego Armando Maradona en la albiceleste, celebró a su estilo haber alcanzado los dos millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

PUEDES VER: Tokio, actriz de La Casa de Papel, aloca a Martín Palermo | VIDEO Y FOTOS

La hija del "Pájaro" Caniggia subió a sus redes sociales imágenes en las que se muestra en un diminuto bikini, en medio de una escenografía celebrando lo que considera un acontecimiento importante.

Globos de color lila, rosado y plomo además de una torta de maqueta es parte de la escenografía armada para la ocasión por Charlotte Caniggia, quien sale posando sobre una cama, aparentemente en su dormitorio.

PUEDES VER: Cazafantasmas 3: Trailer, fecha de estreno y los posibles nuevos personajes de la película

“¡¡¡Ya 2 millones y sumando!!! ¡Este mensaje es en agradecimiento a todos mis seguidores que están día a día! Los quiero”, escribió Charlotte en Instagram, en una imagen en la que se la ve con un sensual conjunto de encaje sobre un acolchado marrón.

La publicación de la hija del "Pájaro" Caniggia se viralizó rápidamente, sin embargo el ex futbolista no se pronunció al respecto, aunque nunca se metió en la vida personal de Charlotte, la Diablita del día en Líbero.

Vania Bludau alborotó las redes sociales tras participación en El Valor de la Verdad

Rocío Miranda apuesta todo a que Universitario ganará el Clausura

¡Qué fuerte! Pamela Franco y las imágenes que habrían alocado a cumbiambero

¡Ay Chabelaaa! Isabel Acevedo es tendencia en Instagram tras el fin de su relación

Katty García con el corazón solitario tras acabar su relación

Congelan novela de Alondra García Miró por culpa de Nicola Porcella