Tassia es brasileña, pero su corazón es peruano, por eso prendió su velita misionera para pedir que el TAS absuelva a Paolo Guerrero y pueda jugar el Mundial Rusia 2018.