TRISTE POR FLAMENGO Esta diosa brasileña está triste porque el equipo de sus amores, Flamengo, perdió la final de la Copa Sudamericana. Jura que con Paolo Guerrero la historia hubiera sido diferente. ¡Asuuuuu!