Fueron dos latigazos

21 May 2011 | 17:37 h

En el día en que se acababa el mundo, Peirone marcó dos goles.  

No se sabe si presionado por el anunciado fin de la existencia humana –y quizá el fin de sus días en Alianza Lima– este argentino se acordó que había llegado a Matute para inflar redes y no para mirar los partidos desde el banco o desde la tribuna.

 


Fracaso total en 14 fechas, el “Látigo” se motivó con el espectacular marco de gente en el Callao y en la última jornada de la primera rueda clavó dos goles que le dan crédito con una hinchada que pedía el corte de su cabeza.

Ya en el camarín y agrandado con sus conquistas, el diminuto argentino dijo que su mala racha acabó.


“Estaba en deuda con el equipo, con la hinchada, con el profe Costas que confío siempre en mí. Creo que demostré que puedo ser útil, que lo mío era solo una mala racha que al fin se acabó”, refirió el argentino.


El “Látigo” se va hoy a su país de vacaciones y espera volver muy motivado. “Es bueno irse así, con la tranquilidad que te da el cumplir con goles. No tengan dudas que voy a regresar muy motivado para asegurar el título en la segunda ronda”.


Es cierto, no se acabó el mundo, pero Peirone hizo dos goles y eso es casi lo mismo.

Te puede interesar

RESULTADOS