28 de Julio del 2011 | 16:57 h

“Venceremos a Paraguay”

Las lágrimas de la emoción se confundían con ese aplauso del adiós y del reconocimiento que explotaba por todo el aeropuerto Jorge Chávez, mientras Paolo Guerrero caminaba con la postura de un caballero que hasta ahora mastica el éxito de la selección en la Copa América y el suyo de cara al arco rival.



Y es que el “Depredador” partió ayer rumbo a Alemania, pues tiene deberes que cumplir con su club el Hamburgo. “Me voy satisfecho con lo hecho, ojalá que sigamos por el mismo camino. Me da mucha alegría que la gente se haya identificado de nuevo con nosotros. Les pido que sigan confiando”, mencionó.

Asimismo, el ariete bicolor sostuvo: “Espérenme, ya regreso para ganarle a Paraguay y caminar juntos hasta el Mundial... gracias a todos por esta despedida”.
El público continuaba en su intento de tocarlo, de robarle esa foto para la eternidad y de plasmar sobre sus polos algo del artillero del torneo en Argentina. “Paolo, eres grande ...”, “continúa así”, “contigo vamos a llegar al Mundial”.


La puerta de embarque se cerró y con ello también una primera etapa que ha dejado al delantero, a la selección y al público con una fe que hoy todos profesan.


Lo que venga a partir de hoy en la mañana para Guerrero será analizar su futuro, pues el mercado europeo no deja de tocar su nombre entre los más grandes de España e Inglaterra.

Habrá que esperar al goleador, con ese olfato de “asesino” que hace mucho no veíamos con la camiseta blanquirroja.l

Te puede interesar

RESULTADOS