23 de Enero del 2012 | 15:51 h

Figueroa es la leyenda viva del fútbol chileno

Elías Ricardo Figueroa Brander fue el mejor futbolista de la historia de Chile y uno de los mejores defensores de todos los tiempos. Era un señor de área, mismo Héctor Chumpitaz, imponía respeto. Fue amado por los chilenos en la década de los 70. “Elegante como un conde de smoking, peligroso como un tigre de bengala. Elías Figueroa fue el zaguero perfecto”, lo describió alguna vez el periodista y escritor brasileño Nelson Rodrigues.


Cuando era chico le pronosticaron que no podría jamás ser futbolista. Primero una difteria le ocasionó problemas cardiacos; luego descubrieron que era asmático. Elías hizo lo mismo que Garrincha cuando le dijeron que no podría ser futbolista: les ganó a los dueños del destino de otros.


La FIFA lo reconoce como el octavo mejor jugador sudamericano del Siglo XX (junto a Arsenio Erico). Y los datos estadísticos del campeonato brasileño de fútbol lo destacan como el mejor jugador extranjero que haya jugado en la liga de ese país en el Siglo XX. Además fue elegido tres veces mejor de América en (1974, 1975 y 1976).


Elías fue un jugador histórico de los clubes Santiago Wanderers de Valparaíso (su ciudad natal), Peñarol de Uruguay e Internacional de Brasil; y uno de los futbolistas más importantes de la selección chilena, con la que jugó tres Mundiales: Inglaterra 66, Alemania 74 y España 82. Jugó por la selección chilena en 47 ocasiones entre 1966 y 1982, marcando 2 goles.


En su historia existe una anécdota con Maradona. En un amistoso, entre Chile y Argentina, cuando el “Pelusa” hacía sus primeros partidos, un periodista se dirigió hacia Figueroa y le dijo: “Elías, una foto con Maradona”. El central chileno le respondió: “Dile que venga”. El periodista va donde Diego y le pidió: “Diego, una foto con Elías”. A lo que el 10 argentino le contestó: “Decile que venga”.

Te puede interesar

RESULTADOS