29 de Febrero del 2012 | 12:24 h

Caperucita roja

Es muy probable que el partido haya estado lejos de un marco de oro (en Túnez lo que no brilla, simplemente no existe), de esa reflexión de arte pura de la cual uno quiere comentar hasta el amanecer y de toda esa “magia” en medio de ese indescifrable continente. Pero esto es fútbol, y nuestro escudo –más allá de algunas modificaciones de vida o muerte– está intacto.


Y es que la selección igualó ayer a uno ante su similar de Túnez en calidad de visita y con ello abrió su camino en este 2012. Fue la guerra para que Sergio Markarián suelte a todo su arsenal (“4 Fantásticos”) de cara al encuentro ante Colombia por las Eliminatorias (3 de junio).


Ya en el compromiso, la bicolor no se escondió en medio de las ramas y pese a tener al frente a un rival con poderes desconocidos, siempre trató de ir con el rostro pintado de optimismo.

 

Paolo Guerrero con su inconfundible arriba y abajo para aburrir a la defensa contraria. Incluso, atarantó al guardameta Mathlduthi en una salida, quien casi pone su cabeza sobre la mesa. Porque en esos rincones no te perdonan el “fue sin querer”.


Así transcurrían los minutos, disparos y una que otra bomba en ambos lados. Hasta que a los 45’ una “wachiturrada” de Yotún y un “pecado de sano” de Acasiete serían aprovechados por Yahia. El volante le rompió los dedos de fideo a Penny. El gigante que ahí y solo ahí, terminó de rodillas.


Sin embargo, cuando parecía que nos íbamos al descanso con la “m...” en el corazón, apareció el líder, ese que guardó las costumbres del caballero alemán, para sacar la palomillada de peruano.


¡Pah...!, madrugó con un lateral a la defensa alba y a “Cachito” le hicieron el penal. La categoría de Pizarro no está en discusión y sanseacabó. Gooollll.


Lo de la etapa complementaria fue marcado por el temor a concretar. Por la grata madurez de Carrillo. Por un bendito deseo de no perder. Y por saber que este equipo en medio de errores y aciertos ya aprendió a no agachar la cabeza.

Te puede interesar

RESULTADOS