Ya besas el título

4 Nov 2014 | 0:0 h

Pamela y Brianna son los dos nombres que Christian Cueva lleva tatuado en su corazón porque son el amor de su vida, su mayor impulso para alcanzar la superación y la alegría que lo invitan a ser mejor esposo, a ser mejor padre.


“Mi esposa Pamela y mi hija Brianna, son los motores de mi vida.  Mis amores, mis cábalas,  mis goles son para ellas”, nos dijo Cueva, la brújula de un Alianza que apunta a campeón.


Su dicha también la comparte con sus padres. “Gracias a Luis y Maqui soy lo que soy en el fútbol”.

Te puede interesar

RESULTADOS