6 de Febrero del 2015 | 0:0 h

Así no es, “grone”

Algunas pintas en las paredes del Alejandro Villanueva revelaban el panorama que se iba a presentar en Matute. Un grupo de 40 “hinchas” ingresaron al estadio para agredir a los jugadores del plantel victoriano.

¿El motivo? Sería la reacción de Christian Cueva y Miguel Araujo contra dos fanáticos que les reclamaron su “poca entrega”, y de pasadita el 4-0 ante Huracán en el partido de ida de la primera fase de la Copa Libertadores. Era un todo.

Entonces, la “mancha” ingresó hasta los camarines, donde atacaron físicamente a Víctor Cedrón, Cueva y Araujo. Las fotos desnudan el hecho. Incluso, “Vican” salió del estadio (10: 00 a.m.) acompañado de Julio Landauri para revisar parte de la lesión que tenía en el rostro. Tomó el taxi con la ropa de entrenamiento y se fue a atender.

“Aladino” tampoco se salvó de los ataques y en la cabeza están las huellas. Se conoció que las cosas se calmaron gracias a la oportuna intervención de Francisco Pizarro, preparador de arqueros.

Posteriormente los íntimos se reunieron por un par de horas y conversaron con Francesco Manassero, presidente de la Agremiación, quien llegó hasta las instalaciones del lugar. La indignación se respiraba en el plantel.

La Policía Nacional también apareció para verificar cómo ocurrieron los hechos, y tendrá una dura labor en la investigación para saber cómo ingresaron estos malos elementos.

Te puede interesar

RESULTADOS