9 de Mayo del 2015 | 0:0 h

Penny parado

Todo club grande, siempre necesita de un arquero que les dé la tranquilidad necesaria, uno que sepa salvar partidos. Un líder. Y eso, desde hace un buen tiempo, no pasa con Diego Penny.


El larguirucho guardameta celeste, ayer ante Alianza Atlético en la lejana ciudad de Lancones, demostró ser un “manojo” de nervios y no saber ponerse el equipo al hombro.


Tanto así que en el golazo de “Coco” Bazán, a los 62 minutos de juego, Penny se quedó parado. Como disfrutando del sol. Tan solo atinó a mirar cómo le anotaban a su equipo.


Y eso no fue todo, ya que seguramente preso de la desesperación, pateó con furia uno de los postes cuando el árbitro le sacó tarjeta amarilla por aparentemente hacer tiempo.
El buen Diego tiene que demostrar con urgencia que merece atajar en un grande.

Te puede interesar

RESULTADOS