9 de Noviembre del 2018 | 7:26 h

El Clausura va llegando a su fin, restan solo dos fechas y los gronigans cabalgan a fondo para apuntarse en la finalísima frente a los cheleros

El Profe tiene sus detractores, porque algunos antiguos están acostumbrados al juego pícaro y quimboso de su equipo, pero ganar un título y llegar a la final al año siguiente es para destacar.

ES HORA DE DISPARAR... Qué tal, causitas. El Clausura va llegando a su fin, restan solo dos fechas y los gronigans cabalgan a fondo para apuntarse en la finalísima frente a los cheleros. El Profe tiene sus detractores, porque algunos antiguos están acostumbrados al juego pícaro y quimboso de su equipo, pero ganar un título y llegar a la final al año siguiente es para destacar. Y eso que en este último torneo los groningans podrían llegar primeros, pues hay un partido pendiente con los santos y la pueden hacer recontra linda. ¡Asu mare! Así arrancamos con las últimas de nuestra pelotita...

El torneo no acaba, pero consciente de que fue un año para el olvido, el Bombarderito ya empieza a hacer maletas, pues sabe que no lo quieren al final de la Javier Prado. El man no hizo goles ni en las pichangas en su equipo y el próximo año no le queda otra que apuntar a un equipo de Segunda o Copa Perú. ¡Ayyyy!

El título que lograron sus pupilos ha elevado la moral de la Muñeca, que sueña con chapar el equipo number one del rico Rímac en un corto plazo. El man jura que está capacitado para reemplazar al Comandante, si es que lo reclutan desde el extranjero. Lo que no sabe es que una cosa es la reserva y otra dirigir en la profesional, sino que lo diga Pablito, quien el año pasado vivió esa experiencia, le fue mal y al toque lo despacharon. ¡Rexuxa!

La señora Ley echa chispas porque pasaron dos semanas de su mensaje a la nación anunciando que el bigote que recibe como madre de la patria no le alcanza y la people la sigue troleando. A la tía le han creado una canción y en Mesa Redonda planean hasta hacer un muñeco de fin de año con su nombre con la frase muy peculiar que reemplaza al clásico “estoy aguja”. ¡Pobechita!

BUENO, MI GENTE, soy fuga. Mañana vuelvo con fuerza. ¡CHAAAAUUUU!

Te puede interesar

RESULTADOS