8 de Agosto del 2010 | 16:44 h

Se la robaron sudada

Su pecado fue anotar desde los doce pasos el gol del empate. El cafetero Luis Perea se marchaba con una sonrisa de oreja a oreja del Monumental luego de recibir como trofeo de guerra la camiseta de Giarcarlo Carmona.



Pero en el tumulto y en medio de las protestas, un avispado hincha crema se “coló” a la escena y aprovechó la confusión para arrebatarle el regalo de su colega.
“Es una lástima que sucedan estas cosas aquí, en pleno campo, pero bueno, no me han robado la sonrisa porque logramos un empate con sabor a triunfo y en el aniversario de los cremas”.

Perea no dudó en condenar el penal sancionado a Carlos Galván. “La ‘U’ es un grande, pero un penal es un penal”, dijo.
 

Te puede interesar

RESULTADOS