El Profe se rayó y dejó en Lima a medio equipo grone

Tiene un partido bravo en Cutervo, pero está seguro de volver con un buen resultado pese a llevar al equipo “B”.

ES HORA DE DISPARAR... Qué tal causitas. El Profe se rayó y dejó en Lima a medio equipo grone. Tiene un partido bravo en Cutervo pero está seguro de volver con un buen resultado pese a que lleva al equipo “B”. Ojo que los Comerciantes no son cojos y si están inspirados le pueden pintar la cara. ¡Curuju! Así arrancamos con las últimas de nuestra pelotita.

Habló el Loco y dijo que la crisis en la crema pasará pronto si es que todos ponen el pecho. Hasta ahí todo bien, pero sería bueno que él mismo predique con el ejemplo. Desde que llegó ha sido más portada en los diarios de espectáculos que en los deportivos. Casi nunca juega y piensa que con el gol que le hizo a Huancayo puede vivir todo el año. Que se siga hablando de sus revolcones con la Colita ya es un mal síntoma. ¡Noooooo!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Ricardo Gareca tendría planeado reunirse con Jefferson Farfán

Palmas para el Ray de la celeste. Gracias a los consejos del Chamo entendió que si deja las malas juntas y entrena como un profesional, fácil le puede llegar un rico contrato del extranjero. El chibolo tiene sus cositas en el verde, hace buenos goles, pero en la mitra tiene una pelea de gatos techeros. ¡Xuxa!

NO TE LO PIERDAS: Christian Cueva y el gol cantado que se perdió en el Sao Paulo-Sao Bento | VIDEO

Un consejo para Mayorga: causa, deja la cuchara. Al paso que vas te pondrás peor que el Potón del puerto. Aleja de ti el pan, los tamales, el chicharrón, el pollo a la brasa y la gaseosa. Para un deportista eso es veneno en cantidades industriales. Cambia la rascada de olla por ensaladas y agua mineral.  ¡Ya puesh!

El Bombarderito es calidad. Un tío sufrido del Llauca llegó a los entrenamientos de Cantolao para pasar el sombrero pues tiene una fea enfermedad. Al delantero le movió el bobo y en one soltó 100 coquitos para apoyar en su recuperación.  ¡Bien ahí!

BUENO MI TEGEN, soy fuga. Mañana vuelvo con fuerza. ¡CHAUFA!

La firme