11 de Septiembre del 2013 | 17:34 h

La gracia costó $ 2’268,000

El otrora “Mago” tenía clarito el papel que debía desempeñar para agitar el entusiasmo de una población que se dejó bañar por esa ilusión que sobrevive como gato en jaula de leones. Moribunda.


A su llegada le peló los choclos a todos, habló con Biblia bajo el brazo, de la raza del futbolista peruano, de que lo “miserable” no existía en el diccionario de esta tierra. De todo. “Dios me puso en este lugar por algo”, dijo al estilo Jean Paul Santa María.


Y complementó ello con un ”quisiera que este sea el mejor trabajo de mi vida”. Después de los números que presentaremos, estamos seguros de que será así. Porque hasta los nietos saltarán como el “Chapulín Colorado”.


LÍBERO hizo un análisis durante todo este tiempo de lo que dejó el DT en Videna, pero esta vez presentamos lo que se llevará. Agarra tus bolsillos y amarra tus manos. Que la cólera no te traslade a la locura.


Por continuar en el sótano de las Eliminatorias, el “profe” se lleva ¡63 mil dólares mensuales! Así como lo lees. Abre tus ojitos, sin maldecir a la mamita, eh. En 36 meses de “trabajo” se embolsó 2 millones 268 mil dólares. Es el tercer técnico mejor pagado de Sudamérica. ¡Qué abuso!
Así es imposible no guardarle cariño a esta nación, ¿no? Porque todo ello lo justificó con la cantaleta de “aquí somos una familia”, “hay que remar todos para el mismo lado”. Con los microciclos y sus huachafas pastillas para levantar la moral que copió del “Hermanón” Ricardo Belmont.


Dicho ello, digamos que no fue un tormento el paso de Markarián por la Videna. Tuvo el apoyo de Cipriani y hasta de Humala. Pero el tiempo lo consumió. Lo llevó a que semanas atrás envíe un comunicado de despedida.


“Le agradezco hasta mis enemigos. Porque tomaremos sus críticas en cuenta, pero sobre todo al hincha peruano por el apoyo a lo largo de todos estos años”, mencionó en un video previo al cotejo ante Uruguay. Como para irse beatificado.


Su último eco fue: “el sueño se terminó”. Con una tranquilidad envidiable. Bueno, él y su conciencia hablarán. Por lo pronto ya sabemos porqué fue un “mago” durante todo este tiempo. Bajo el silencio tenía una motivación especial. Ya sabes. Si quieres cambiar tu vida, cómprate una “varita”.

Te puede interesar

RESULTADOS