:

Borussia Dortmund: unas garrapatas delataron al responsable del atentado al bus

El joven ruso que es acusado del atentado al bus del Borussia Dortmund, donde fueron afectados Marc Bartra y un policía, había visitado un prostíbulo de la ciudad horas antes del incidente.

Sergej W., electricista ruso-alemán de 28 años, es el principal sospechoso del atentado al bus del Borussia Dortmund del pasado 11 de abril que se registró a pocas horas de comenzar el partido contra Mónaco por la ida de los cuartos de final de la Champions League y donde resultaron heridos el español Marc Bartra y un policía de la ciudad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¡GOLES PERUANOS! Morelia con hat-trick de Raúl Ruidíaz aplastó 4-0 a Pumas en Liga MX [VIDEO]

En un principio, se creyó de que se trataba de un atentado terrorista, pero días posteriores se dio con la captura de Sergej W. a quien se le encontró con un comportamiento inusual cerca del lugar del hecho que también fue detectado por las cámaras de seguridad.

El ciudadano ruso-alemán siempre se defendió de tales acusaciones de las autoridades con la ayuda de su abogado. Sin embargo, la policía tiene una prueba determinante para culparlo del ataque al Borussia Dortmund. Aunque suene extraño, unas garrapatas son claves para resolver el misterio.

Y es que Sergej W. se hospedó en el Hotel L’Arrivée de Dortmund. Curiosamente, en su habitación se hallaron a estos ácaros que, también, fueron encontrados cerca de los matorrales en los que se escondieron los tres artefactos explosivos detonados al paso por el bus del Borussia Dortmund.

Según las investigaciones del caso, Sergej W. tenía como objetivo hacer bajar las acciones del Borussia Dortmund luego de haber adquirido prestado una gran cantidad de dinero en el que apostó la misma cantidad que recibió. Este fabricó sus propios objetos explosivos en la casa de su novia utilizando detonadores militares y clavos de metal.

NO TE LO PIERDAS: Christian Cueva: "Llegar a Sao Paulo me enseñó a valorar todo" [VIDEO]

Su maléfico plan no salió como había previsto. La prueba de las garrapatas podría comprometerlo seriamente con el atentado y, así, pasar muchos años encerrado en la prisión. Antes del ataque al Borussia Dortmund, visitó un prostíbulo de la ciudad de Düsseldorf.

Síguenos en Facebook

Fútbol Internacional