Neymar se queda solo en el PSG: pesos pesados del vestuario le dan la espalda

Según 'El País', las poses de estrella del crack brasileño y una terrible decisión de Al-Khelaïfi han acabado con un vestuario roto en el PSG.

Neymar se lamenta de una ocasión fallada con el PSG. Creditos : EFE

Nasser Al-Khelaïfi tiene una ambición: ganar la Champions League con el PSG e iniciar una hegemonía en Europa. Tras varios años de intentos, el mandatario del club francés se convenció que necesitaba una superestrella y no dudó en pagar 222 millones de euros al Barcelona para traerse a Neymar al Parque de los Príncipes.

TE PUEDE INTERESAR: Conoce la programación de la segunda fecha de la Champions League

Sin embargo, la amenaza de la UEFA al PSG de quedarios varios años fuera de la Champions League en caso no cumpla el Fair Play Financiero obligó a que Al-Khelaïfi decida avisarles a los representantes de Di María, Pastore, Matuidi, Moura, Draxler, Ben Arfa, Aurier y Thiago Silva que, debido al fichaje de Neymar, el club francés estaba en la necesidad de liquidarlos para obtener ingresos y así equilibrar cuentas de acuerdo a las reglas impuestas por el Comité de Control Financiero de Clubes.

Blaise Matuidi, uno de los líderes del vestuario, se sintió herido de la decisión del dueño del PSG y forzó su salida a la Juventus por 20 millones de euros. Mientras que los jugadores ya lo miraban con recelo, la llegada de Neymar a París con poses de superestrella y su presunción para conducirse dentro del vestuario no hicieron más que magnificar los problemas. Apenas su amigo Dani Alves lo defiende, sus compatriotas Marquinhos y Lucas Moura consideran que se está manejando mal.

NO TE LO PIERDAS: La oferta que rechazó Cavani de Al-Khelaifi para dejar tirar los penales a Neymar

Fue el DT Unai Emery el que se dio cuenta que el proyecto del PSG entraba en peligro al haber tantos egos heridos, por lo que, avisó a Al-Khelaïfi que debía cambiar de estrategia y trasladar a todos los futbolistas una "idea de amparo, unión y cariño". Eso hizo el dirigente catarí: llamó a los jugadores y les dijo que eran intransferibles. No obstante, el daño ya estaba hecho. El lío Neymar-Cavani no hizo más que destapar la olla de grillos que es el vestuario parisino.

EL DATO:
Neymar cobra más de 30 millones de euros en el PSG, casi el triple de lo que cobra Edinson Cavani.

Fútbol Internacional