La desobediencia de Sport Boys ha puesto en jaque al fútbol profesional

El ministro Carlos Basombrío dijo que, a raíz de los actos de violencia previo al duelo ante Chapecoense, los partidos pueden jugarse a estadio vacío.

La desobediencia de Sport Boys ha puesto en jaque al fútbol profesional

Lo ocurrido el último sábado en la previa del Boys-Chapecoense no puede quedar en una simple anécdota. Pese a las advertencias que semanas atrás había hecho el ministro Carlos Basombrío sobre la violencia en el fútbol, delincuentes disfrazados de hinchas rosados quemaron una moto policial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Portal español destaca a 5 jugadores peruanos por sus actuaciones en ligas internacionales

El hecho derivó en la orden de cancelar el espectáculo y el posterior desacato de los organizadores. Si los clubes no lo han notado, la desobediencia de Boys ha puesto en jaque al fútbol profesional.

Ayer Basombrío lamentó la actitud de los porteños y dijo que los partidos corren el riesgo de jugarse a estadios vacíos pues no ve voluntad de las instituciones por desterrar a la gente de mal vivir de las tribunas.

NO TE LO PIERDAS: Luis Advíncula y su nuevo valor en el mercado según Transfermarkt

Pueden criticarse los métodos de Basombrío pero lo más cuestionable es la actitud de los clubes que siguen pasivos y timoratos frente a las barrasbravas. Los dirigentes no entienden que el hincha quiere fútbol sin violencia.

Síguenos en Facebook

Palabra de Líbero