15 de Diciembre del 2011 | 3:24 h

Un Penny grandazo: Arquero del Juan Aurich fue la figura del partido

Exorcizar, quizá, hubiera sido la opción más razonable para entender el efecto que dejó sobre su arco. Por momentos la mano derecha, en otros la pierna izquierda y el pecho... sobre todo este último: el pecho. Diego Penny lo sabía, el estampado del feto de su hijo se proyectaba como una barrera imposible de rasgar.


Si hubiera podido, retaba al propio “Dios de los imposibles”. Penny sufrió de un “gigantismo” propicio y fue la figura del cotejo de ayer. “Esta emoción que siento es inexplicable y se lo dedico a la gente que siempre confió en mí, a mis compañeros y a mi familia. Considero que Aurich es el mejor del Perú y no lo digo porque me pagan al día, sino que se preocupa mucho en la persona”, dijo.


Penny, quien seguramente ya fue mirado por Sergio Markarián (estuvo en el estadio), habló sobre algunas revanchitas de la vida. “Soy consciente de que no me fue bien en Inglaterra, pero tengan por seguro que voy a regresar”. El uno del “Ciclón”, sobre los penales, mencionó: “Fue suerte, simplemente intuí el lado donde iba a ir la pelota y la misma me chocó. Dios nunca se olvidó de mí”.

Te puede interesar

RESULTADOS