15 de Julio del 2018 | 13:40 h

La influencia de Aimé Jacquet sobre Didier Deschamps para campeonar en Rusia 2018

Didier Deschamps se sumó a la lista de Mario Zagallo y Franz Beckenbauer en lograr un campeonato mundial como jugador y como entrenador tras vencer a Croacia en la final.

Aimé Jacquet influenció en Didier Deschamps para que logre el campeonato mundial Creditos : Twitter

El entrenador de la selección de Francia, Didier Deschamps, se coronó campeón en la Copa del Mundo Rusia 2018 tras vencer en la final a la aguerrida Croacia de Zlatko Dalic. La historia de esta conquista empezó a escribirse en el 2012 pero se inició en 1998. 

Francia volvía al anfitrionaje de una Copa del Mundo (en 1998)  después de 60 años. Jules Rimet - uno de los organizadores de la FIFA - fue artífice de lograr que su país organice el mundial (1938) antes que estalle la Segunda Guerra Mundial.

PUEDES VER: ¡Se cumplió la cábala! Perú siempre enfrentó al campeón del Mundial y Francia no fue la excepción

Aimé Jacquet - nacido en 1941 - fue elegido para liderar aquel plantel que llegaba con serias dudas - incluso antes del Mundial - a pesar de su mal paso en el Girondins lo que determinó su ausencia por un año fuera del banquillo. 

Aime Jacquet

La desastroza campaña que hicieron los "Les Bleus" en las Eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994 - certamen a donde no clasificaron - denotaba otro 'papelón' pero esta en vez casa. Con cuatro años por delante, Jacquet preparó las semillas que terminarían de germinar el 10 de julio de 1998.

Sin embargo, el camino fue duro para el entrenador nacido en Sail-sous-Cozuan. Toda una nación cuestionó su designación y, más aún, cuando decidió entregarle la capitanía a un veterano volante interno: ese era Didier Deschamps quién brillaba con luz propia en la Juventus.

Deschamps llegó a Italia en 1994, es decir a los 26 años. La Serie A le entregó al aguerrido mediocampista la fuerza y temple para afrontar durísimos encuentros que ya se disputaban en la tierra del Zapato. Dicha liga era una de las más importantes luego que la Azzurra fuera protagonista de Italia 1990 (quedó tercera) y en EE.UU. (subcampeona).

Aime Jacquet

El número 7 en la dorsal de Deschamps fue el escogido para el recorrido de aquella Copa del Mundo. El arranque de aquella plantilla fue abrumadora para: ganó sus tres cotejos. No obstante, sufrió para ganarle a Paraguay, Italia y Croacia. Al primero lo secundó por un gol de oro, al segundo por tanda de penales y al tercero le volteó el cotejo. Ya la final frente a Brasil fue otro escribir.

La designación del excapitán 'Galo' se presentó en las mismas circunstancia que en la de Jacquet: Francia venía de ser eliminada en fase de grupos en Sudáfrica 2010 y en cuartos de final de la Eurocopa 2012 lo que generó la renuncia de Lorent Blanc.

Deschamps poseía buenos jugadores: Balbuena, Benzemá, Giroud, Lloris, Pogba, Matuidi, Evra, Varane. Sin embargo, las individualidades opacaban la labor que pretendía: juego en equipo. El resultado era de esperarse: Francia quedó eliminada en cuartos de final a manos de Alemania, quién campeonó en Brasil 2014.

Francia Alemania 2014

La sequía de títulos lo volvería a invadir - incluso - cuando Francia recibió el anfitrionaje de la Eurocopa 2016. Portugal lo vencería - sorprendentemente - en casa y todo un país exigía su dimisión. No obstante, apareció la eminencia y presencia del héroe de 1998: Aimé Jacquet.

Jacquet pidió prudencia a la Federación Francesa de Fútbol y pidió mantener en el cargo a su expupilo hasta el final de la Copa del Mundo Rusia 2018. El único entrenador francés campeón del Mundo con su selección - hasta entonces - desempolvó los lapiceros y agendas y empezó a laborar un gran fortín de ayuda en favor de Deschamps. Las sendas reuniones y requerimientos de Jacquet hacia Deschamps generaron la determinación de este último: necesitaba un ancla para sostener las individualidades de las nuevas figuras.

Jacquet requirió un nombre: N'Golo Kanté. El juego parecido del volante del Chelsea generaron un grato recuerdo en el entrenador 'Galo'. Deschamps armó su equipo entorno a él y no se equivocó: el equilibro fue más que fundamental para que los contragolpes sean letales en favor de los Le Bleus

Kante

NO TE LO PIERDAS: ¡Francia es campeón del Mundo! Los 'bleus' vencieron a Croacia por 4-2 y se adueñan de Rusia 2018

Así como Jacquet usó a Deschamps, Karembeu, Petit, Djorkaeff y Zidane para detener los embates en Francia 1998, Deschamps hizo lo mismo y usó a Kanté, Pogba, Griezmann, Matuidi y Mbappé. Las características de aquel añorado equipo eran las mismas. 

Y aunque pase desapercibido, la figura de Jacquet sobre Deschamps es más que enigmática. El exsoldado de Francia llegará a su tierra para rendirle tributo a su capitán de navío. "La France" revindica a sus dos héroes.

Aime Jacquet

Deschamps

Te puede interesar