31 de Diciembre del 2018 | 13:59 h

"¡El mejor Mundial de toda la historia del fútbol!", por Lorenzo de Chosica

Lorenzo de Chosica y la crónica de lo que le dejó el Mundial 2018. 

Mundial Rusia 2018: ¡El Mejor Mundial de toda la historia del fútbol! | Selección Peruana Creditos : Lorenzo de Chosica

Lorenzo de Chosica.

Estimados lectores de LÍBERO, mi presente crónica lleva el sello y marca de ser la crónica-epílogo del año deportivo 2018, por lo que, para empezar, viene a mi memoria la merecida frase con la que Gianni Infantino –máxima autoridad de la FIFA-  calificó el Mundial Rusia 2018: ¡Brillante y el MEJOR en toda la historia del fútbol! Seguro estoy de que en sus palabras no hubo ni una pizca de sarcasmo, ni de cumplido, ni  de favor, ni de compadrazgo al país anfitrión. Fue simplemente una precisa constatación de lo ocurrido y vivido durante el emblemático evento deportivo del año, del cual buena parte de ustedes mismos fueron testigos reales, compartiendo increíbles emociones en las maravillosas sedes que, distribuidas inteligentemente en el país más extenso de la Tierra, permitieron apreciar en su verdadera dimensión esas innatas virtudes  que el pueblo ruso ha cultivado a través de los siglos: trato amigable, bondad y gran espíritu hospitalario y solidario, con el fino pincelazo de la belleza de sus paisajes, cuya variedad es única en el mundo entero y el zenit del cual es la hermosura sin par de sus mujeres.

Lo dicho por el presidente FIFA fue un reconocimiento oficial al esfuerzo y logros del espíritu del gobierno y pueblo ruso, que volvió a demostrar fehacientemente el sabio dicho popular: ¡Querer, es Poder!, bajo la atinada y firme dirección de Vladímir Vladímirovich Putin.

Como bien se recuerda, desde que en diciembre de 2010, Rusia ganó el legítimo derecho de llevar a cabo el Mundial 2018, tuvo que recorrer un duro camino, librando sendas y desiguales batallas contra sus detractores. Infames calumnias y nefastas predicciones de que el país natal de Liev Yáshin y Eduard Streltsov – el Pelé ruso -  se convertiría en un hazmereír del fútbol mundial, se oían en primer lugar, por parte de uno de los países que había perdido en las elecciones de entonces.

Las autoridades rusas adoptaron la más correcta postura y aplicaron el dicho popular ‘a palabras necias, oídos sordos’, a la vez que pusieron en marcha un escrupuloso programa que incluía en primer lugar la creación de la infraestructura moderna, que, sin duda, garantizaría una verdadera fiesta futbolística mundial, capaz de conquistar al más flemático de los hinchas del deporte rey.

Los funcionarios FIFA que venían a inspeccionar escrupulosamente los trabajos a Rusia, quedaban satisfechos con las obras que en cada una de las once ciudades-sede mundialistas se realizaban. Así llegó el 2017, año en que se jugó la Copa de las Confederaciones en 4 de las futuras ciudades mundialistas: Moscú, San Petersburgo, Kazán y Sochi - la ciudad olímpica invernal 2014. El informe final FIFA fue halagador, pues realmente lo visto y vivido en cada estadio agradó sumamente al público asistente, que disfrutó a su vez del buen fútbol y agradable atmósfera dentro y fuera de los estadios, dejando así  un buen precedente de lo que sería la fiesta mundialista 2018.

Ahora paso a revivir algunos importantes detalles del improcedente episodio que me convirtió en uno de los protagonistas del Mundial Rusia 2018, pues está íntimamente ligado a LÍBERO.

Comenzaré contándoles que a fines del 2017, Tito Hernández Alcántara –uno de los maestros del periodismo peruano-  de quien tuve la suerte de ser alumno en los Planteles de Aplicación de la UNE, en conversación telefónica me dijo que pronto me llamaría Carlos Salinas Guerrero, director del popular diario deportivo peruano LÍBERO. No pasó mucho tiempo y así fue. Desde el primer diálogo que tuve con Carlos, me di perfecta cuenta de su alto calibre, más aún que sabía que Tito Hernández había trabajado con él en el periódico La República varios años. Acordamos llevar a cabo un trabajo mancomunado, de cara a la inminente fiesta mundialista, en la que Perú se haría presente, después de largos 36 años ...

Pronto llegó la primavera 2018 en Rusia y, gracias a la acreditación de LÍBERO, hice algunos reportajes de la liga de fútbol del país. El más recordatorio fue el reportaje del encuentro cuyo resultado dio como campeón al popular equipo moscovita FC Lokomotiv, con el tandem triunfador conformado por el entrenador Yury Siomin y el ariete peruano Jefferson Farfán. El técnico ruso me invitó a su mesa y juntos, con la bandera peruana  tendida sobre la mesa de conferencias, respondimos a las preguntas de los colegas.

Mientras tanto, el combinado nacional ruso continuaba su preparación pre-mundialista y no conseguía victoria alguna: 0-3 ante Brasil, 1-3 ante Francia ... en la previa del Turquía vs Rusia, el entrenador y el capitán del combinado nacional ruso fueron objetos de durísimas críticas, a tal punto que los colegas rusos pedían su renuncia por ‘ser el campeón de los anti records de toda la historia del fútbol del país’. Es ahí cuando nuevamente LÍBERO se hizo presente, mediante el autor de estas líneas, quien levantó su enérgica voz en defensa de Stanislav Cherchésov e Ígor Akinféyev. Lo mismo sucedió después del encuentro. Les reprendí y recordé que en vísperas del inicio del Mundial no era ético destruir anímicamente a la selección nacional, sino alentarla, darle confianza y ver lo positivo. Además, saludé la táctica del entrenador nacional de no mostrar las cartas bajo las mangas que tenía y no quemar pólvora en gallinazos antes del inicio del Mundial, y vaticiné finalmente una goleada de Rusia sobre Arabia Saudí, lo que motivó una carcajada total.

Pero, no en vano dice el dicho popular: ‘¡quien ríe último ríe mejor!’.

Me honra el hecho de que el primero que me identificó en el insólito episodio que dio la vuelta al mundo al inicio de la triunfal conferencia de prensa del entrenador ruso en el coloso moscovita Luzhnikí post-partido Rusia vs España fue mi colega de LÍBERO, Gustavo Peralta.

Finalizando, quiero expresar la felicidad que siento  por el reconocimiento a la que merecídamente se hizo acreedora la multitudinaria barra peruana que vino a disfrutar del Mundial Rusia 2018 y conquistó la simpatía del pueblo y de las máximas autoridades FIFA.

Por lo ofrecido y demostrado tanto dentro y fuera de los estadios mundialistas, creo que Rusia se ha ganado el derecho de organizar otro mundial en el siglo XXI.

¡Os deseo un Venturoso 2019 y nuevas victorias de los equipos y selecciones peruanas en las competiciones internacionales que se avecinan!

 

Te puede interesar

RESULTADOS