Carlos Cenzano: Siete verdades sobre el caso Paolo Guerrero

El consultor empresarial y deportivo Carlos Cenzano analizó en Líbero algunas verdades del caso que afronta Paolo Guerrero.

El consultor empresarial y deportivo Carlos Cenzano analizó en Líbero algunas verdades del caso que afronta Paolo Guerrero.

21 May 2018 | 8:12 h

Carlos Cenzano
Consultor empresarial y deportivo

1. Verdad: En el hipotético  caso que Perú le hubiese ganado a Argentina en la Bombonera, el doping de Paolo Guerrero, supuestamente inducido y manipulado por una mano negra gaucha, no cambiaba en absoluto el resultado. Por casos de doping positivo no se entregan los puntos ganados al rival. La teoría del complot argentino nunca tuvo fundamento.

2. Verdad: Gianni Infantino, actual presidente de la FIFA, estuvo presente en Buenos Aires un día antes del partido entre argentinos y peruanos. Su permanencia de 10 horas en tierras gauchas estaba programada con la debida anticipación de cara a la postulación tripartita de Argentina, Uruguay y Paraguay para el mundial del 2030. Algún sector de la prensa nacional relacionó esta visita con la efectuada por Videla y Kissinger al camerino peruano en la previa del partido que se perdió 0-6 ante el anfitrión del mundial de 1978. Más allá de sospechas, conjeturas y sensibilidades, la visita de Infantino no tuvo relación alguna con el desenlace de un partido que se desarrolló con total normalidad y en el que Perú obtuvo un empate milagroso tomando en consideración las 10 claras situaciones de gol generadas por Messi y sus secuaces, la mitad de ellas resueltas por un inmenso Gallese y, la otra, marradas por ellos.

PUEDES VER La selección peruana y el espectacular video que calienta su participación en el Mundial
 

3. Verdad: Guerrero hizo bien al apelar la sanción que lo inhabilitaba un año y su consecuente reducción a 6 meses, a efectos de hacer valer los argumentos de defensa dirigidos a establecer, desde su posición,  su absoluta inocencia. La WADA, conforme a sus principios rectores, iba a impugnar de todas maneras el fallo de la FIFA que le redujo la suspensión, tal como lo haría, no sólo en el caso de Guerrero, sino en todo proceso que implique un cuadro de doping independientemente de la actividad deportiva del actor involucrado. La autoridad deportiva del Perú está afiliada a la WADA y contribuye económicamente al desarrollo de sus mecanismos y actividades para la investigación, control y supervisión del uso de sustancias prohibidas en cualquier actividad deportiva.

4. Verdad: El TAS es una organización autónoma y reconocida por todas las autoridades deportivas del mundo y la instancia arbitral que dirime las controversias deportivas. Como toda plataforma que imparte justicia, tiene no pocos detractores. En el Perú hemos vivido ambos extremos en vista que un fallo del TAS le permitió a la selección clasificarse al mundial ya que,  los 3 puntos y los 3 goles a favor otorgados y los 2 en contra descontados,  fueron determinantes para acceder al repechaje, más aún si tomamos en consideración que, por lo ganado en cancha, a la selección nacional le hubiese  correspondido  ocupar el 7° lugar de la tabla de posiciones final. Este punto que a muchos les puede parecer incómodo y necio recordar, es una verdad absoluta respecto a la importancia del fallo del TAS en la hasta hoy celebrada clasificación peruana al mundial ruso. El laudo que amplía la sanción a Guerrero, más allá de las discrepancias, no le quita seriedad a esta instancia ni la convierte en corrupta. No olvidemos que el TAS ha suspendido a equipos enteros de atletas de élite de países poderosos y a deportistas de renombre sin importar su fama y trayectoria.

5. Verdad: Las explicaciones que expuso Guerrero y su defensa legal presentaron muchas contradicciones y no fueron lo suficientemente  consistentes y creíbles. Desde el anti gripal, pasando por los mates y tés, la taza y jarra contaminadas, la supuesta responsabilidad de la nutricionista de la selección -blindada por la FPF desde un principio-, el mozo del Swissôtel, hasta las conjeturas de una manipulación de su prueba de orina como parte de un complot, lo cierto es que Guerrero y sus abogados no pudieron convencer al TAS respecto a la forma en que ingresó el metabolito de cocaína a su organismo. Al parecer, existirían dos presunciones de cara a este punto: i) Guerrero nunca supo las razones de su contaminación y ii) Paolo siempre lo supo y ocultó la verdad, que es algo sobre lo que se ha especulado desde que se comunicó el resultado analítico adverso.

6. Verdad: Si bien en estos casos de doping positivo de un deportista, las federaciones nacionales no son parte del proceso, el manejo político del tema ha dejado mucho que desear del lado de la FPF tomando en consideración lo que representa Guerrero ante la afición nacional en su condición de líder e ídolo indiscutible. Su espíritu de cuerpo ha sido tibio, torpe y poco solidario entorno al capitán del equipo.
Gareca sigue liderando el grupo con propiedad y autoridad, tal como lo demostró en la conferencia de prensa en la que apoyó a muerte a su jugador insignia, no obstante, su posición fue la de centrarse en el bienestar corporativo sobre lo individual. El hecho de mantener la concentración en el Swissôtel es un mensaje del colectivo que se debe saber interpretar.

7. Verdad: La sanción es definitiva y a pesar de las maniobras legales, los correlatos políticos  y las buenas intenciones movilizadas en los últimos días,  es prácticamente un hecho que nada va a cambiar lo decidido por el TAS, no en el corto plazo, por lo que corresponde ahora es solidarizarse y respetar al Paolo ser humano y no alimentar el fuego de la discordia.


A poco menos de un mes del debut ante Dinamarca, lo que queda es pasar la página y liberar al grupo del ambiente contaminado que se respira en estos días. Hay un equipo de por medio y, tras él, un país entero ilusionado. 
 

Te puede interesar

RESULTADOS